El Festival

En junio de 1999, luego de la muerte del viequense David Sanes a consecuencia de una bomba de la marina, se creó en la Isla Grande el “Comité de Trabajo en Apoyo a Vieques” (CTAV). Su propósito: participar activamente en el movimiento por sacar a la marina de Vieques, dar apoyo económico a esa lucha, y servir de escudos humanos en la desobediencia civil dentro de las áreas restringidas. En noviembre de ese año decidimos organizar una fiesta de Reyes para la juventud viequense, que se celebró el 7 de enero del 2000, cuando aún las prácticas militares de la Marina estaban en pie. Desde entonces, se ha celebrado consecutivamente todos los 7 de enero, como un regalo de amor para el pueblo que señaló el camino. Pero no nos limitamos a esta actividad,  También apoyamos activamente a organizaciones como “Vieques en Rescate” (VER) que trabaja con pacientes de cáncer en la isla municipio, y a “Somos más que 100 X 35” que lucha por una transportación marítima eficiente.

El Festival de Reyes consiste de talleres educativos y entretenimiento, el regalo de un libro, un juguete NO-BÉLICO, una camiseta, merienda y almuerzo a cada niño y niña viequense durante la celebración de Reyes. “El Festival fue creado con el fin de fomentar una cultura de paz, concienciar sobre el ambiente y revivir la tradición de la Epifanía entre los niños y niñas viequenses. El objetivo del festival se fundamenta en crear una cultura de paz, la sana convivencia, que los niños compartan entre sí y a la vez mitigar los recuerdos perturbadores de las prácticas de guerra que veían los pequeños a diario”. ―Ramón Figueroa Sorrentini, Fundador del Festival de los Reyes Magos de Vieques. Una encomiable visión cuando se considera que los niños y niñas de Vieques, en muchas instancias, carecen de las mismas experiencias que sus pares en la “Isla Grande” pues, además de vivir en condiciones de aislamiento, carecen de estructuras tradicionales de entretenimiento.

Como programa cultural, la propuesta del Festival se centra en ofrecer en la modalidad de un día familiar, educación en las artes, educación ambiental, alfabetización, movimiento corporal.. • Fomentamos el juego, la imaginación, la motivación a aprender, la memoria y la solución de problemas. • Promovemos conductas sociales positivas. • Colaboramos con mejorar la calidad de las interacciones sociales. • Reforzamos la autoestima y la auto-percepción. • Realzamos las tradiciones culturales mediante la puesta y experiencia individual de la música, el arte y la figura de los Reyes Magos como estándar de la identidad nacional. El programa del Festival integra espectáculos artísticos, talleres dirigidos a niños y niñas hasta los 12 años de edad. Igualmente ofrece al público adulto clínicas de salud y servicios de orientación. Las actividades incluyen la tradicional cabalgata infantil a caballito de palo en antelación a la llegada de los Reyes Magos, Baltasar, Melchor y Gaspar, quienes regalan a los niños el esfuerzo de todo un año de trabajo. Estos caballitos son construidos por los estudiantes de la escuela superior viequense German Rieckehoff Sampayo como parte del esfuerzo de autogestión y participación de la población viequense.

El Festival de los Reyes Magos en Vieques es un proyecto de todo el año. Desde que abordamos la lancha de regreso a nuestros hogares cada 7 de enero comenzamos a discutir el trabajo del año entrante.  Comenzamos con una Evaluación del Festival en sus diferentes aspectos, lo bueno y lo malo, y los ajustes que tenemos que realizar.

También durante el año apoyamos las luchas del pueblo viequense, por una transportación marítima eficiente, por un hospital y, a través de nuestro “Equipo Sarah Peisch”, apoyamos la lucha por los pacientes de cáncer, legado de la marina y sus bombardeos en Vieques.

En el camino enfrentamos una serie de retos formidables. Tenemos el reto económico, ya que no contamos con donativos gubernamentales ni de grandes empresas. La tarea es a pulmón. Pero granito a granito se hace la playa… y contamos con el esfuerzo de mucha gente solidaria.

La recaudación de fondos comienza temprano en el año. Los fondos para la realización del Festival provienen de una variedad de fuentes que viabilizan el que la participación de los casi 1,000 niños y niñas que asisten al Festival se mantenga libre de costo. Contamos con aportaciones de personas altamente comprometidas con el Festival. Recibimos alimentos, libros, juguetes no-bélicos, materiales, carpas, talento, tiempo y esfuerzo. Las actividades de recaudación incluyen eventos especiales como encuentros familiares, quioscos en eventos populares y privados. Y por supuesto  nuestra colección de Platos Conmemorativos de Reyes, todos realizados por artistas puertorriqueños/as.  Esta colección se inició en el año 2009 con la intención de vincular el arte y la tradición de la Epifanía con el Festival. Los ingresos de estos platos conmemorativos representan una gran parte del presupuesto operacional total del Festival. Nuestra venta anual inicia en octubre de cada año con el lanzamiento del plato para el año siguiente. Todos los platos están disponibles para la venta, ya sea individual o como colección. (Ver sección COLECCIÓN DE PLATOS DE REYES).

Enfrentamos el reto de organizar el voluntariado, jóvenes y no tan jóvenes que ayudan en las tareas del año y del 7 de enero. También de reclutar artesanos y artistas para ofrecer los talleres.  Hemos  desarrollado un grupo muy especial de talleristas viequenses y de Isla Grande comprometido  con la niñez viequense en la tarea de educar y divertir con sus talleres.

En años recientes enfrentamos retos adicionales con los efectos del huracán María, los temblores de tierra, la pandemia y la bancarrota del gobierno. Ahora más que nunca necesitamos TU ayuda. Te invitamos a que te unas a este esfuerzo, en la capacidad que te sea posible, para asegurar la continuidad del mismo. El voluntariado integra personas de Isla Grande e Isla Nena. Se compone de personas retiradas, trabajadores, estudiantes, miembros de la comunidad, y equipos de jóvenes  de las escuelas públicas de Vieques que, impulsados por sus deseos de servir, se unen a las labores del Festival.

La Clínica de Salud que históricamente ha ofrecido el Colegio de Tecnólogos Médicos durante el Festival, enfrenta retos de transportación de voluntarios/as y reactivos para hacer posible esta clínica tan esperada por la comunidad viequense.

Con la participación del Payaso Juglar y el grupo de teatro Columpio Colectivo  nos enfrentamos al reto del entretenimiento infantil, a lo cual ellos se entregan con alma vida y corazón año tras año.  Los Reyes Magos, atracción principal del Festival, son recibidos por la “cabalgata infantil” de caballitos de palo, dirigida por el flautista de Hamelín en la forma del Payaso Juglar.. Estos caballitos de palo eran construidos en la Isla Grande y transportados a Vieques cada 7 de enero. Este reto ha sido adoptado con mucho entusiasmo por estudiantes de la Escuela Superior de Vieques,  asegurando así que su transportación no sea un problema.

Comprendemos muy bien las vicisitudes en la transportación marítima que sufre el pueblo viequense. Viajamos  frecuentemente a Vieques y vivimos en carne propia las dificultades de conseguir boletos de lancha, los atrasos y las cancelaciones que sufren en su día a día. El reto mayor es transportar los camiones con los juguetes, libros, camisetas, etc. a Vieques en los días previos al Festival. En varias ocasiones el festival se ha visto seriamente amenazado debido a dificultades de transportación, pero hasta ahora siempre lo hemos logrado desde que comenzamos el 7 de enero del 2000.

El reto de proveer los almuerzos siempre fue un dolor de cabeza. Cargábamos con la comida y estufas portátiles para cocinar en el parque.  Hoy en día este reto se ha superado con la participación de un equipo de cocina de viequenses, liderado por Doña Juanita Laboy, que se encargan de alimentar a los niños y niñas, sus padres y el voluntariado.

Los retos de montaje y desmontaje en el parque donde se celebra el Festival se resuelven con una avanzada que llega a Vieques desde el 5 de enero y que se encarga de montar las 20 carpas y acomodar las sillas y mesas. El 7 de enero comenzamos a recibir a los niños y niñas desde las 9 de la mañana. Allí se les entrega su camiseta y una revista Biekesí para sus padres. Luego pueden escoger entre múltiples talleres, juegos y pintarse sus caritas. Los padres pueden atenderse en la Clínica de Salud y en el Taller de Acupuntura.

A las 12 del mediodía un grupo previamente seleccionado de 75 niños y niñas reciben a los Reyes Magos en sus caballitos de palo, y los acompañan al área de la tarima. Allí la Reverenda Eunice Santana hace una invocación ecuménica para ahuyentar todos los malos espíritus que puedan estar rondando y dar gracias por la maravillosa fiesta que se está celebrando.  Luego se hace la dedicatoria del Festival, siempre a alguien que se ha destacado en la lucha de Vieques, seguida de mensajes breves y un programa de entretenimiento a cargo del Payaso Juglar y Columpio Colectivo.

Y por último, la repartición de juguetes, organizados por edad para agilizar su entrega. Para luego regresar a sus hogares, contentos y agotados… A descansar entonces, porque casi siempre al día siguiente comienzan las clases.